Desde Barrio a Medropio

Desde Barrio a Medropio

Dejamos el coche a la entrada de la localidad de Barrio en la misma carretera que sube desde Espejo y junto a la conocida Fuente del Judío. Una pista forestal asfaltada, con indicación de PENBU, sita a la derecha de la carretera, nos va ir ascendiendo entre pinos y campos de labranza. Justo al coger esta pista dejaremos una antigua caseta de recogidas de agua, a la que la naturaleza la ha dotado de un tejado de hiedra natural. Continuamos nuestro camino por dicha pista forestal, que para pena de unos y dichas de otras hoy está asfaltada como ya se ha mencionado. Tras una continua ascensión, llegaremos a un alto en la pista, desde el que enfrente divisaremos Peña Karria y a nuestra izquierda la Peña Cárabo. (20 min)

Desde este alto a nuestra derecha veremos el montículo que fue Medropio, y podremos distinguir en lo más alto un mojón de punto geodésico. En la actualidad no existe camino para subir y debe hacerse siguiendo nuestro instinto montañero, ascendiendo tranquilamente por su pendiente ladera. Una vez alcanzado el cordal, nos será fácil alcanzar el punto geodésico que domina lo que una vez fue el poblado de Medropio. (35 min) Es un cerro que apenas alcanza los 800 metros de altura, situado en la divisoria entre Barrio y Villanañe y no encontraremos ningún indicio de que allí existió hacemos muchos años una ciudad grande e importante como fue Medropio. Situada en la cima del cerro, dominaba gran parte del valle y de los caminos que desde Puentelarrá se abrían paso hacia Orduña o Bóveda. La ciudad, militarmente con una posición muy estratégica, fue destruida por los Alanos en el año 438. Monedas y piedras con inscripciones son clara muestra de la presencia romana en Medropio y el valle de Gaubea. Las primeras de estas muestras fueron recopiladas por D. Ignacio de Varona y Salazar en el año 1858, bajo el título de “Memoria sobre restos arqueológicos en el Valle de Valdegovía. D. Ignacio de Varona quiso ver en este lugar el llamado Oxama Barca por Ptolomeo. Nos dice también que una vez destruida la ciudad, quedó reducida a un pueblo llamado Apropio, que fue agregrado a la Villa de Salinas por D. Sancho IV de Castilla, según consta en su Privilegio dado en Valladolid el 1 de Junio de 1.290. Así también está recogido tanto por Pascual Mayoz como por Sebastián de Miñano y Bedoya en sus diccionarios geográficos del siglo XIX. Pero anteriormente a este Apropio, tenemos constancia de la existencia de Medropio en tiempos de las razzias árabes, o al menos de su topónimo: “Ovo lides en Govea e obo lides en San Pedro e obo lides en Medropio e obo lides en Mellera e ganó la tierra". Hubo batallas en Gobea (más o menos, Corro y Tobillas), hubo batallas en San Pedro (Ermita que estaba junto al actual convento de Angosto), hubo batallas en Medropio, hubo batallas en Mellera (casi Barrio) y ganaron los de aquí. Estas razzias tuvieron lugar seguramente durante el siglo IX.